El Síndrome del Diógenes Televisivo

“- Hola, me llamo Arnau y tengo un problema.”

“- Lo primero es admitirlo.”

Ya sabéis que en TeleDiscreta no solemos hablar en primera persona… pero hoy será distinto. Y es que hay una enfermedad que día a día afecta a más gente entre el ejército seriéfilo, a mi el primero. Se trata de un síndrome que provoca la incapacidad total para abandonar cualquier serie, aunque represente una tortura mayor que aguantar media hora de Resines rapeando. Es el que desde ahora (y sacado totalmente de la manga) se llamará: El Síndrome del Diógenes Televisivo (SDT).

Me estoy quitando

Hace años teníamos La 1 y punto. No había mucho para escoger. Después llegó el segundo canal y en unos años el proceso se aceleró y llegaron multitud de propuestas que se tenían que ver en directo. Mucho donde elegir, pero sólo una opción posible. Cuando llegaron el vídeo y, ahora, las opciones en streaming (legales) y algunas menos legales, se nos abrió la posibilidad de ver aún más productos y, sobre todo, no tener que elegir entre los que se emiten a la misma hora.

¡Qué bien! Pensamos muchos. Pero resulta que un gran poder conlleva una gran responsabilidad… o almenos cierto criterio para saber dejar atrás ñordos del tamaño de Prison Break última temporada. Y algunos, debido al SDT, tenemos una incapacidad crónica para quitarnos de series innecesarias, como si de una jeringuilla se tratase.

Lo peor de lo peor, señor

Si en Men in Black se elegía “lo mejor de lo mejor, señor, con honores señor”, podemos decir que todo enfermo de SDT tiene su lista de “lo peor de lo peor”. Se trata de series que, una de dos, o empezaron bien y se convirtieron en lejía para los ojos, o simplemente prometían algo que nunca dieron.

En mi caso (que espero que complementéis con vuestras experiencias en los comentarios), esta lista la ocupan principalmente los primeros productos, series que empezaron muy bien como Heroes o Prison Break y que fui incapaz de dejar, no sé si con la esperanza que terminaran mejor o si simplemente por adicción. En ambas, el final simplemente certificó que se han tirado por el water cosas mejores que estas series.

Otras piezas de esta lista podrían ser Falling Skies, TerraNova o, aún peor, The Event, aunque en las dos primeras se mezcla mi SDT con los gustos de mi mujer. En (pocos) casos el SDT tiene un elemento positivo: series que tienen un bajón, pero mejoran. Un par de ejemplos serían la primera mitad de temporada de Fringe o el tono familiar que mejora al final de Doctor Mateo o Chuck.

Pero no son las únicas, ni mucho menos. Un día empezé a ver una serie española que prometía mucho, no era el dramón habitual, ni la comedia tonta, sino un thriller con elementos oscuros y algo sobrenatural… lo sobrenatural es que fuese capaz de aguantar hasta el final de… El Internado! Increíble.

Por cierto, para los más entendidos y críticos: ¿Lost entraría dentro de estas series que se ven por hábito, pero resultan una tortura? Lo digo porque yo me levanté de madrugada para verlo en directo…

Criterio, criterio, criterio

Para los enfermos de SDT, que veo que seréis muchos (o al menos lo espero, para no sentirme tan solo) os diré que hay un antídoto: No empezar a ver ninguna serie que no pinte muy, muy bien. Así de simple… y así de imposible.

Para los que no tenemos criterio a la hora de dejar series, debemos tener criterio a la hora de elegirlas, de elegir a gente que sepamos que merecen ser leídos o escuchados a la hora de decantarnos por empezar o no con una producción televisiva. De esta manera podemos fallar, pero fallaremos menos.

Bueno, otra opción es no dejar de ver nada, pero puede significar convertirse en un hikikomori-televisivo-homeless… o ser directamente “el gordo de Megaupload”, que creo que no es el caso.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Mercado televisivo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a El Síndrome del Diógenes Televisivo

  1. Pingback: FaceTele.com - TV y Futbol en vivo y en directo gratis online

  2. Pingback: Estrellas Invitadas (CXVII) | seriesyonkis.biz

  3. 700 visitas y aún ningún comentario? ¿Qué os está pasando?

    …será verdad que soy el único Diógenes televisivo?

  4. lcagrupo20 dijo:

    Venga voy a comentar para que no te enfades🙂
    A mi me pasa exactamente lo mismo, sigo series como 90210 o Hart of Dixie porque pensé que estarían bien pero cada vez me gustan menos y me parecen más pateticas pero me es imposible dejar de verlas a pesar de tener en la recámara unas 30 series que todavía no he visto y que sé que seguro van a ser mejores (ej. Breaking Bad, nunca encuentro el momento de empezarla).
    Me paso también con One Tree Hill, hasta la 5ª temporada estaba totalmente enamorada de la serie pero a partir de entonces se hizo tan mala, en tramas, personajes, era aburrida… pero no podía dejarla, llevaba 5 años siguiendola, hasta el final de la 7ª temporada dodne ya se me ha hecho imposible seguirla a pesar de que me encantaría ver el final (y se que seguramente terminaré sucumbiendo a ello).
    Tienes mucha razón, el antídoto que propones es muy difícil de conseguir “No empezar a ver ninguna serie que no pinte muy, muy bien. Así de simple… y así de imposible.” Para mi es totalmente imposible. Sigo series que se que debería dejar y de ver por que son horribles :S.

  5. adrikun dijo:

    Yo tengo que manifestar mi desacuerdo con lo que dices de Prison Break. La tercera temporada sí que fue un suplicio, pero para mí la cuarta (más los dos capítulos finales) supieron remontar, si bien no a niveles de la primera temporada.

  6. lcagrupo20, no puedo ayudarte a dejar estas series. Es más, no veo ninguna de ellas, por suerte por lo que dices.
    Lo que a mi me pasa igual que a tí es esto de tener una lista enorme de series pendientes. El problema es cuando una serie por el simple hecho de estar mucho tiempo en ‘pendientes’ pierde su interés. No te pasa?
    adrikun, siento disentir, pero sigo pensando que el final de Prison Break (3 y 4) son extremadamente malas. Cada vez perdía más la coherencia y el sentido, así como el interés. En cambio, la primera fue de lo mejorcito que he visto en televisión y hasta la segunda me parece buena (aunque tenga muchos detractores, a mi me gustó).

    Gracias por vuestros comentarios.

    • lcagrupo20 dijo:

      Pues si me pasa exactamente eso que has dicho, tuve Prison Break, Mujeres Desesperadas y Los Tudor mucho tiempo entre mi lista para ver, y claro al final has perdido todo mi interés y al final no he visto ni una ni la otra.
      Y con las series que he dicho que no puedo dejar de ver a pesar de ser malas, algunas las empece a ver a los 15 o 16 años y claro mis gusto con esa edad a ahora que tengo 21 han cambiado mucho pero el maldito Síndrome del Diógenes Televisivo me impide abandonarlas, pero espero poder conseguirlo.

      • Muy interesante aportación. La verdad es que no hemos hablado aún del hecho de crecer con una serie. Es importante tener en cuenta que no siempre buscamos lo mismo ni estamos en la misma situación.

        Algun día tendría que comentar el tema en un post: Series y su momento (anímico o histórico).

  7. Los Fantasmas del Paraíso dijo:

    Yo tengo un Diógenes televisivo de los gordos. Glee, Heroes, Terra Nova, Falling Skies, The Event, El Internado, House of Lies, The Firm (por poner también de las últimas), incluso toda la temporada de Web Therapy aún diciéndome a mí mismo que era una mierda. Que conste que alguna serie consigo dejar (sólo vi un par de capítulos de Person of Interest) pero es muy muy anecdótico.

  8. De todas las que ves, tengo que decir que las comparto casi todas. De momento he evitado The Firm y House of Lies, sobre todo gracias a leer muchas críticas bien fundamentadas.

    Con Glee estoy aún por el principio de la segunda y me está empezando a agobiar tanta cancioncita. En la primera eran 3 temas por capítulo aprox y ahora parece que sólo hagan que cantar.

    Eso sí, justo has dejado la mejor: Person of Interest. Su error fue ser vendida como un Lost cuando sus tramas autoconclusivas son la base y, además, dan buen juego. No es una gran serie, pero es una gran serie para llenar 45 minutos de tu vida. Soy fan y como serie de acción (una suerte de El Equipo A actual) me da muy buen resultado.

    Gracias por tu comentario.

  9. daniel dijo:

    Creo que tendo el sindrome tambien, solo que ultimamente no tengo mucho tiempo y veras que se empiezan a facilitar las cosas de dejar series con falta de tiempo… incluso e dejado de escribir hace un buen rato =/

    • Bueno, en realidad esto del tiempo es muy relativo. Sé que es la crítica habitual a los seriéfilos, pero personalmente salgo de casa a las 7 i no vuelvo hasta las 20h y sigo teniendo tiempo para verlo todo.

      Otra cosa es si tengo más vida social a parte de sentarme con la mujer a ver la tele… aquí mucho argumento más no me queda😉

      Gracias por el aporte.

  10. liveluke dijo:

    Que no habeis visto breaking bad, PERO SEÑOR@S!! a verlo ahora mismo, ya estais tardando, no hace falta que me deis las gracias.

    Por cierto yo tambien tengo SDT, pero del bueno, todas las series que veo ( aquellos maravillosos 70, breaking bad, fringe (por cierto fringe despues del final de la 1 temporada es dios, esta al nivel de lost en la 2 y sobretodo en la 3 temporada, la 4 flojea ahora pero es muy grande fringe), house, himym, misfits .. bueno misfits es bastante mierda despues de la 2 maravillosa temporada, raising hope, the big bang theory, the walking dead, etc…

    PD: el final de prison break mola, el video del final y demas ta mu bien digas lo que digas.

    • Bueno, la verdad es que no le he pillado el paso a Breaking Bad. No digo que no sea buena, ni mucho menos, pero no hemos conectado. En lo referente al resto estoy de acuerdo, Fringe es de lo mejor no de ahora, sino de siempre. Aunque me queda esa duda de como terminará, algo que no debes plantearte nunca, pero no puedes evitar hacerlo.

      Y eso de Prison Break, sigue sin gustarme para nada su segunda mitad, pero me encanta que me contradigan. Gracias por dejar tu opinión, eso enriquece TeleDiscreta.

  11. Pingback: Estrellas Invitadas (CXVIII) | seriesyonkis.biz

  12. Jorge dijo:

    Yo no sé si lo tengo, pero lo que si me pasa, es que me gusta cerrar series, y a no ser que no me gusten nada, no me gusta dejarlas sin ver a la mitad o sin la ultima temporada, por eso mismo vi las últimas temporadas de Heroes o Scrus, o series que he seguido durante mucho tiempo y me han dado buenos momentos me gusta cerrarlas.

    • Esta es una reflexión que nadie ha hecho y es importante: hay gente con SDT real (los que se enganchan y punto) y hay gente que necesita cerrar las series. Yo, muy a mi pesar, padezco de ambos problemas😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s