Finales y el vacío que nos dejan… algunos

Cuando hace unos días hablamos en TeleDiscreta del final definitivo de Chuck prometí comentar otras series que nos dejaron con un vacío interior. Lo tenía pendiente desde que analizamos los dos tipos de finales: cerrados y abiertos, comparando (irónicamente casi) los cierres de El Internado y de Lost.

Primero decir, usando las repetitivas palabras de Ansón, que son todos los que están, pero no están todos los que son. Así que todo lo que echéis en falta apuntadlo en los comentarios, que seguro que se me han pasado muchas series por alto.

También aclarar que hoy no hablaremos de grandes series que terminaron bien o mal, sino de las que nos dejaron huérfanos de algo. Esto puede venir por distintos factores: porque no encontramos sustituto, por vinculación sentimental, por adicción. Y seguro que por muchas razones más. Lo importante es que todo son visiones personales, así que no hay fórmula matemática.

 Dragon Ball

Aquí tenemos un factor claramente sentimental. A muchos jóvenes de los 80, TV3 nos educó con las aventuras de ese crío luchador, algo tontorrón y muy valiente, así como con el resto de personajes que pasaban por ahí, ya fuese por unas pocas temporadas (Ulong, Chaos, Tao Pai Pai) o para quedarse (Bulma, Vegeta…).

El final: En este caso fue un final de los de ‘ya toca’, puesto que terminó con el esperpento de Dragon Ball GT, una especie de reinicio demasiado evidente y que pretendía conectar con una generación que ya no estaba para dibujitos y menos si eran tan infantiles. El momento de la despedida, con Goku elevándose entre las bolas de dragón es de los de lagrimilla. Un mito.

 Friends

Otra que echamos de menos durante mucho tiempo por razones sentimentales, pero no sólo por ellas. Después de tantas temporadas conocíamos a los Ross, Mónica, Joey y compañía tan bien que eran ya parte de nuestra família, así que cuando se fueron para no volver nos dejaron algo huérfanos. Aquí hay que añadir que no tenían sustituto claro. Es verdad que se ha intentado una y mil veces (por favor, que nadie mencione la infame Joey), pero hasta que no llegó y se rodó un tiempo Cómo conocí a vuestra madre no tuvimos un más o menos digno sucesor de esta mezcla entre comedia y drama de parejas y amigos tan bien conseguida.

El final: No creo que le llegara cuando tocaba ya que no llegaron a bajar el nivel de los guiones, factor que a los fans nos daba para pedir que nunca acabasen. Lo que es evidente es que tenían muy claro que después de tanto tiempo hacía falta un final al nivel y, además, podía ser bien bonito y cerradito que nadie les criticaría. También final de lagrimilla y bien a gusto que nos venía llorar un poco por la troupe del Central Perk.

 Chuck

Un ejemplo más de lo mismo: comedia con toques sentimentales y que se hace cercana gracias a su prolongación en el tiempo (en este caso menos temporadas). Si bien la serie en si no era una maravilla, el diseño de los personajes ayudaba a generar vínculos emocionales con ellos.

El final: Quizás llegó cuando tocaba, aunque la última temporada estuvo por encima de la media. A lo mejor precisamente porque el final estaba definido. Cerró como debía, no muy realista con los secundarios, pero sí con mucho cariño. Dejó un vacío debido a que no tiene sustituta perfecta y a un final semi-abierto muy melodramático, pese a ser positivo.

Entourage

En este caso hablamos de una serie sin sustituto, pero que nos dejó menos vacíos. Si bien empatizamos mucho con el séquito del señor Vincent Chase, con el tiempo este vínculo fue perdiendo algo de comba. Si le unimos un tramo final, sobre todo un último capítulo, muy flojo y lejano al tono y estilo habitual, tenemos una serie que nos dejó menos huérfanos de lo que podía o debía.

El final: Flojo. Tanto el último capítulo como el epílogo pre-película, todo dejó mucho que desear. Si en el caso de Chuck o Friends les permitíamos un exceso de dulzura, a Entourage no.

Imagen de Studio 60

Studio 60

Ejemplo paradigmático de generar empatías en nada y menos. Si muchas series necesitan de temporadas y temporadas para que nos acerquemos a los personajes, Studio 60 lo consiguió en media. La mezcla perfecta entre personajes y tramas, junto con este espíritu medio metatelevisivo engancha rápidamente… aunque no en su momento.

El final: Raro. Deja la sensación que había para mucho más. Esto es lo que genera vacío, el hecho de saber que no has visto ni la mitad de lo que hay para ver.

Y esto es todo. Como decía, seguro que hay muchas más y cada uno de vosotros tiene sus gustos y sus preferencias. Para eso están los comentarios a los que espero que acudáis.

Y no, no me he olvidado de Lost, pero, sinceramente, no la echo en falta. Soy de los que se levantó para verla en directo a las tantas de la madrugada, y me dejó un enorme vacío interior… media horita. Pronto vi que era una serie a la que acudía por militancia, más que por adicción. También he dejado fuera series que terminaron bajando enormemente como Heroes o Prison Break y que su eutanasia fue una tranquilidad.

Vosotros que series echáis más en falta?

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Finales de temporada, Series light, Series serias y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Finales y el vacío que nos dejan… algunos

  1. Pingback: Finales que dejan huella

  2. Anónimo dijo:

    Lost Room, final abierto

    • Pues la verdad es que no la he visto. Por lo que me comentaban fue un poco ‘coitus interruptus’. Eso ya me tira para atrás, ya que empezar para quedarme a medias a priori no me gusta😉

  3. Ester dijo:

    Sinceramente, el final de Chuck como tu muy bien dices fue un final positivo per para las romanticonas como yo, aunque hubiera sido un pastelazo de final, hubiera preferido que acabasen siendo felices y comiendo perdices!! :DDD

    Recordando series de mi infancia y adolescencia,imposibles de olvidar los buenos momentos que me dieron son Padres Forzosos, Salvados por la Campana y El príncipe de Bel-Air que aunque no recuerdo como acabaron siempre estarán en un rinconcito de mi corazón. Y de dibujos más infantiles sin duda Los Fraggle Rock, Campeones, La Aldea del Arce, Los diminutos y Pumuki.

    Volviendo a series actuales (me he ido un poco del tema,no?) Mi pregunta es si House nos dejará un vacio el final de esta temporada.

    • En cuanto a Chuck, apuntar que a mi manera de verlo acabó más que bien. Fue un final muy bonito y no tan dulce, algo rebuscado pero romanticón.

      Creo que todo el listado que pasas lo compartimos todos los que crecimos en los 80, pero no pienso que esas series dejasen un vacío cada una, puesto que todas tenían sustitutos muy claros. Otra cosa es que en la memoria quede grabado su paso, que esto está clarísimo.

      En cuanto a House, dejará menos hueco del que podría haber dejado, como comentaremos este fin de semana en La Caixa Tonta. Creo que ahora muchos la vemos mitad por militancia y mitad por hábito, pero la motivación es menor. Podría equipararla a la reflexión del post en referencia a Lost.

      Muchas gracias por tu comentario.

  4. Anónimo dijo:

    A mi me dejo un “bujero” mu grande pues me habia encariñado mucho con los personajes la serie de Boston Legal, y siguiendo en la linea de abogados entrañables, Ally Mcbeal me dejo mal sabor de boca pues su final para mi fue subrealista y porque no decirlo horroroso!

    • Veo que eres de los fans del drama legal. La verdad es que en esto no te puedo ayudar, ya que no vi ninguna de las dos series. Ahora me he enganchado a The Good Wife, pero creo que no tiene mucho que ver con las que comentas.

      Igualmente, gracias por el apunte, las tendré en cuenta para una próxima edición.

  5. vasilia dijo:

    Lejos sigo sin resignarme con el final de Candy Candy. Y por los miles de miles de seguidores que todavía tiene la serie, no soy la unica. La autora de la historia (no la dibujante, con la que hay un lio) fue muy malvada al dejar un final abierto y lo empeoro escribiendo una novela en el 2010 que volvio a dejar el final abierto. Al menos tengo el final italiano, pero el vacio que me dejo Candy esta intacto.

    El final de la serie Angel es otro que todavía no logro asimilar. Estaba tomando la serie un camino tan interesante, estaba Spike y pum! justo en el momento relevante la serie es cancelada y nada (ni los comics) puede llenarme ese agujero de “que injusta es la vida”.

    Desperate Housewives me va a dejar un gran vacio. Ya se que 8 temporadas son muchas, y el agotamiento de las series y todo eso… pero es que extrañare mucho a las chicas. Me va a pasar lo mismo que con Jack Bauer: se que tenia que irse, pero ¿por que tenía que irse? Es como con Seinfield, extraño a Jerry y a su grupo.😦

    • Ostras, Candy Candy! Yo odiaba esa serie (supongo que tocaba por edad ;)). Pese a eso, creo que tus últimas series mencionadas van más con el espíritu del post. DH, 24 y Seinfield dejaron (o dejarán en el primer caso) mayor vacío en sus seguidores por duración y por falta de un sustituto claro.

      En los dos primeros ejemplos (Candy Candy y Angel) hablas más de cómo te dejó el final que no de lo que representaba la serie para tí. En este sentido te recomiendo el post de hace un tiempo sobre el tipo de finales y las manera de cerrar una serie. Para consolarte, creo que un final cerrado no siempre es bueno y quizás si lo hubieran intentado con estas series que comentas el resultado habría sido aún peor que no saber nada.

      Gracias por tu comentario.

  6. Laia dijo:

    Medium. Que además, el final no lo acabé de ver claro, aunque la lagrimilla salió.

    • Pues mira, Medium es la típica serie que no he visto porque ya vi algún capítulo de en medio, pero me gustaba. La apunto para la segunda edición de finales que dejaron vacío.

      Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s