Práctico y bueno, gratis es aparte

Teles

A veces, por muy seriéfilos que nos creamos, parece que nos guste hacer honor al mito ese que define la televisión como “la caja tonta” (precisamente el nombre del programa en el que actualmente colaboro).

Supongo que muchos de vosotros os podríais definir como entendidos en televisión o en series. Y no me refiero a la parte chulesca, me refiero a que os véis a vosotros mismos con cierto criterio en lo que se refiere a productos audiovisuales. El problema está en que, mayoritariamente, este criterio no se ve traspasado al ámbito de la calidad técnica con la que vemos estos productos. Es ahí donde hacemos honor al mote.

Hace unos años, cuando muchos empezamos a ver series por Internet (¿alguien ha dicho Lost?) la calidad de lo que nos llegaba era pésima. Imagen pixelada hasta la locura, sonido irreconocible, saltos, bugs, audio atrasado… No había más. Estábamos delante del ordenador con algo gratis y que nos gustaba, ya teníamos suficiente.

Pero ahora hay más, mucho más. Con el tiempo hemos ido avanzando en las maneras de ver productos televisivos. Algunos siguen con su PC de sobremesa, pero son pocos. Ahora muchos tienen un portátil en el que ver las series. Los más activos ya han descubierto lo fácil que es conectar este ordenador a la tele, ya sea con un cable de pantalla y un cable de auriculares o, los más modernos, con un HDMI con todo incorporado. Una comodidad muy importante. Pero es que además algunos le dan al coco y encuentran programas para bajarse automáticamente las series y así tenerlas ya en el disco duro, de manera que no hay cortes (malditos 72 minutos, amigo Megavideo). Y lo que ya es la repanocha es que algunos programas de Media Center te permiten utilizar tu smartphone como mando a distancia. Una delicia para los más perezosos… Pero siguen bajando las series a 100 Mb el capítulo!

Lo bueno sí es posible

Comparación HD/SD

No critico, por supuesto, a los que hacen parte o todo lo anteriormente descrito. Ni mucho menos. Yo lo hacía hasta hace un año o algo así, pero creo que con las conexiones actuales y las velocidades y facilidades de descarga no cuesta nada apostar por la calidad de la imagen y el sonido. Sí, estamos hablando de 1,3 Gb el episodio. ¿Y qué? Con un portal de series y un programa de descarga rápida, buscando algunas cuentas premium por la red, esto pueden ser 40 minutos a lo sumo. Y lo digo por experiencia.

No cuesta nada, y ver maravillas estéticas como Game of Thrones o Fringe en alta definición merece la pena. Creo que después de tiempo y tiempo adquiriendo criterio a la hora de elegir un producto televisivo, ahora el paso es adquirir criterio para verlo en sus mejores condiciones.

Practicidad máxima, sea o no gratis

Seguro que los habituales de TeleDiscreta os ha sorprendido que abogue tan abiertamente por la descarga de series por Internet, con nombres y apellidos. Pues sí. No ha sido habitual ya que nos hemos centrado en el “que” veíamos, más que en el “como” lo hacíamos, pero las condiciones importan y esto afecta a nuestra percepción del producto.

Pese a todo, fijáos que hemos hablado de practicidad y de calidad, nunca de precio. Personalmente mi prioridad es ver buenas series, verlas bien y hacerlo cómodamente, que sea gratis o no no importa tanto. Yo lo que quiero es ver en condiciones la serie que me apetezca, sin depender de un horario y de unos cortes publicitarios que atacan al ritmo diseñado por los guionistas de la serie. Esto no significa que no entienda que todo tiene un precio. Y debe tenerlo.

Toda esta reflexión la verbalizó muy correctamente Jordi Graupera en el programa El Món a RAC1, hablando del práctico alquiler de películas en Estados Unidos: “lo que buscamos no es que sea gratis, es que sea fácil”.

Quizás el futuro nos depare sorpresas en cuanto a la calidad y moderación económica de propuestas como Netflix (por favor, daros prisa), pero ahora mismo me merece más la pena conectarme a DarkVille o a Cinetube, buscar los capítulos que me apetece en alta definición (720p es suficiente), ponerlos a descargar en el jDownloader (con cuentas premium buscadas por internet), conectar mi portátil a la tele, darle a Boxee, sentarme en el sofá y darle al play con mi HTC, todo esto antes que regalarle al programador de turno una hora y pico de mi vida.

Si tuviese que pagar por ello un precio razonable no dudéis que lo haría, os lo aseguro.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Otros programas y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Práctico y bueno, gratis es aparte

  1. Pingback: ‘Spartacus’ vuelve a la arena | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s