‘Alphas’, más que una serie de verano

Durante el verano las cadenas americanas aprovechan para estrenar series en las que no creen mucho o que tienen algo que impide estrenarlas en temporada regular (duración limitada, género poco mainstream, etc…). No, en España lo único que estrenan es lo primero, lo segundo ni lo olemos. Entre estos ‘rara avis’ podemos encontrar cosas interesantes y grandes bodrios. Hoy hablaré de lo primero: Alphas.

Es imposible hablar de la serie sin hablar del primer tráiler que sacó SyFy y de cómo lo recibimos. En él conocíamos la base de la serie: mutantes buenos trabajando juntos contra los mutantes malos. Sí, así de simplón y peligroso. Algunos nos quedamos con lo mejor, una apuesta seria estética y argumentalmente, otros se quedaron en lo primero: mutantes, cansinos mutantes.

Optimismo premiado

Ambas lecturas eran correctas, ya que el fenómeno mutante ha sido muy maltratado en televisión y en el único caso que lo trataron fantásticamente (Heroes) se lo cargaron en la segunda temporada, convirtiéndolo en uno de los peores bodrios que hemos visto en los últimos años (que penita, lo que nos robó la NBC…). Pero esta vez los optimistas nos hemos visto premiados con una serie con mutantes, pero con espíritu de serie normal. Me explico.

Para hacernos un poco a la idea de Alphas diré que es un procedimental clásico, un CSI para entendernos, pero en que los participantes en la rueda no son científicos muy listos, sino mutantes con poderes muy definidos. Si te paras a pensarlo, tampoco es muy distinto, Grissom es más listo de lo normal, Jane (El Mentalista) es más observador de lo normal, etc…

Esta rutina típica de procedimental le ha dado a Alphas su solidez y le permite ser más que una serie de verano sobre mutantes, los mutantes no son más que las piezas con las que jugar y repetir el juego de siempre: un malo por episodio, que es o muy malo o una buena persona en una mala situación, y que al final, justo al final, lo pillan gracias a la iluminación de uno de los protagonistas.

En el caso de Alphas, además, están dedicándose a tejer ese fondo que siempre puede permitir alargar una serie con tramas transversales. En este caso nos olemos por comentarios y miradas que detrás del típico equipo de operaciones especiales (formado por un científico y los mutantes) hay algo oscuro, una mano negra de la administración que quiere eliminar los mutantes, más que normalizarlos. Enfrente vamos viendo que tenemos personajes perdidos (malos de un único capítulo) y también un grupo pseudo-terrorista que parece malo, pero tiene sus ideales. En este caso Red Flag, en el caso de Fringe fue ZFT.

El símil con la serie de Olivia Dunham (o debería decir de Walter Bishop) no es gratuito. Creo que Alphas puede asentarse en esta primera temporada para ir creciendo hacía un producto más serializado, como pasó con Fringe o con Alias anteriormente.

Elenco, la clave… quizás

En todo procedimental la clave son los protagonistas. Ellos deben atraernos y hacer que no nos importe saber que cada episodio termina igual. En el caso de Alphas el elenco de actores me parece algo flojo, cosa que suele pasar cuando se da protagonismo no a un personaje (Monk, El Mentalista, Numb3rs) sino a un equipo de hasta 6 miembros (como pasó con la muy digerible, pero insubstancial Breakout Kings).

De ellos deberíamos destacar el papel de científico no-raro de David Strathairn (Dr Rosen), muy poco habitual en series de este tipo, ya que suele ser el tipo raro. También me va encajando poco a poco el buen hacer de Ryan Cartwright (al que vimos en Bones) como el autista Gary. El resto creo que de momento se han limitado a poner cara a unos personajes que no han tenido espacio para desarrollarse y en los que los productores deberían centrarse más, ya que serán el cemento que ayude a levantar el edificio.

Otra pata que están cuidando más es la de los episódicos, personajes que aparecen sólo en un capítulo y que permiten ir haciendo explotar bombas de interés semana tras semana. En los 4 episodios que he podido visionar hemos visto poderes distintos, pero siempre con cierto interés tanto en la psicología del personaje como en la propia mutación.

Con estos mimbres, Alphas está destinada a convertirse en una serie más de la temporada regular o, si prefieren no arriesgarse a desgastarla, en uno de los ítems más habituales del verano. La verdad es que ya hacía falta que alguien les sacase todo el jugo a los mutantes, aunque fuese apartándose de la estética comiquera (que funcionó tan bien en la primera temporada de Heroes).

Por cierto, me apunto el tanto de haber redactado toda la crítica de la serie sin mentar los X-Men… difícil eh….

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series serias y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘Alphas’, más que una serie de verano

  1. Pingback: ‘Falling Skies’, collage correcto | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s