‘Doctor Mateo’ ya no tiene nada que contar

Doctor Mateo

Después de algunos meses, vuelve mi tema preferido: los domingos. Ya comenté la situación un par de veces (aquí y aquí) y, por casualidad, hoy hablamos de otra serie que se emite el último día de la semana justo después de comentar la evolución y el estado actual de Aída.

Vaya por delante que para mi Doctor Mateo (Antena 3) ha sido una de las más gratas sorpresas que me ha dado la producción española en los últimos años. Pese a ser un producto comprado al exterior y con algunos referentes americanos muy claros, esta serie consiguió actualizar y dar calidad al modelo clásico de la dramedia costumbrista hispánica.

Típico, pero no tópico

Durante las primeras temporadas me enamoré de San Martín del Sella, de los personajes, de la vida en el pueblo, de la humanidad que respiraba la serie, a la vez que de una realización más que modélica y de un uso de los exteriores ejemplar. Aquí es donde radica la diferencia de Doctor Mateo frente al resto de series típicas españolas, en la calidad, la honestidad y el trabajo para sacar adelante lo mismo de siempre, pero bien hecho.

Con esta premisa podríamos pensar que es una serie que durará hasta que la calidad baje. Pues no es así. El único error que cometieron a la hora de proyectar la serie es precisamente su hecho distintivo: el peso de los secundarios.

A medida que avanzaba ya la primera temporada veíamos como los personajes no principales, el habitual telón de fondo, adquiría un peso muy importante. Doctor Mateo es una serie basada en la sociedad, en el colectivo, y esto se notaba con un elenco magnífico de actores a los que se ofrecía unos roles muy bien urdidos, muy naturales dentro de la anormalidad habitual de cualquier serie.

El fin de un modelo

Hasta aquí todo perfecto, pero la fórmula se ha agotado. Los secundarios han llegado a un punto de equilibrio tal que sus vidas carecen de interés. Ellos siguen siendo interesantes como carácter y como personalidad, pero a nivel de guión no pueden meterlos en más líos interesantes sin perder esta naturalidad. Si les dan otra vuelta perderán en cercanía, en normalidad.

Esto no sería problema si los personajes principales pudieran sustentar el alargamiento de la serie. Pero no es así. La pareja Mateo – Adriana siempre ha sido un bucle y los directivos no se han atrevido a hacerles dar un paso adelante. Es más, se han emperrado en hacerles dar un paso atrás cada vez que daban un paso adelante. Aquí perdieron credibilidad, una credibilidad que habían ganado con la exactitud con la que trazaban la evolución de los secundarios.

Este conjunto (secundarios exprimidos, principales en bucle) provoca que el modelo esté totalmente agotado. Ahora una opción sería dar un salto real en la relación del doctor, cosa poco probable y, además, viendo lo que ha pasado hasta ahora, poco creíble. No los lo tragaríamos y siempre dudaríamos de su solidez. Y la otra opción, que es la que, parece, van a intentar, es la de añadir más personajes secundarios, esperando que salgan tan bien como los que hemos visto hasta ahora, pero sin estar tan agotados argumentalmente.

En este sentido, hemos visto añadidos interesantes en otros momentos de la serie (el psicólogo, el primo, el hijo de Tom…), pero la principal novedad de este año no pinta nada bien. El nuevo cura me parece que obedece más a criterios habituales de otras series: joven, guapo y, el tiempo creo que me dará la razón, poco interesante. Ah, y dadme dos capítulos y veréis como sale sin camiseta.

Y en cuanto a personajes, no voy a comentar el final del primer capítulo para evitar spoilers y porque creo que responde más a razones contractuales que argumentales.

¿House un referente?

Antes apuntaba que Doctor Mateo bebe de muchos referentes, pero House es uno de ellos? Sí, pero no por lo que algunos creen. Cuando la serie empezó muchos comparaban los dos médicos entre ellos. Es verdad que ambos son bordes, algo antisociales y verdaderos cracks en su materia. Pero esto no es suficiente. House es ofensivo, altivo y manipulador, disfruta con ello. En cambio el doctor Sancristóbal es antisocial patológicamente, pero sin intención de ofender o de atacar. No disfruta siendo como es, sólo lo es.

Pero House es un referente importante en uno de los apartados más importantes: las relaciones densas y casi parapsicológicas. Y no me refiero a las relaciones en general, en el caso de la serie de Antena 3, sinó específicamente a la del protagonista. Inicialmente podemos pensar que la pareja Mateo – Adriana cae en las idas y venidas típicas de las series españolas: “ahora sí, ahora no, ahora quiero pero no, ahora no quiero pero sí…”. Y tendríamos razón, pero si vamos un poco más allá, los detonantes de esta relación han sido mucho más complejos de lo que es habitual. Y es que la mente de Mateo Sancristóbal ha sido siempre mucho más compleja, más similar a la retorcida y torturada mente de House que a la simplona mente de Fran Perea en Los Serrano, para poner un ejemplo típico.

Fin, orgulloso fin

En resumen, Doctor Mateo ha sido hasta ahora una de las más grandes series que hemos podido ver en la televisión española de los últimos años (quizás décadas), pero sería inteligente buscarle un final correcto, que responda a lo visto hasta ahora.

Para mi ha sido un orgullo poder ver una serie de calidad y honesta en Antena 3, pero la dirección no debería tener miedo de matar a su gallina de los huevos de oro, ya que, estoy seguro, pueden crear otra.

Y sino mirad lo que hicieron con El Internado, creando una copia. Pues que hagan lo mismo con Doctor Mateo. A mi no me parecería mal. ¿Vosotros os atreveríais?

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series serias y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ‘Doctor Mateo’ ya no tiene nada que contar

  1. Pingback: Estrenas Invitadas (LXXXII)

  2. Pingback: Estrellas Invitadas (LXXXII) miseries.es | @miseries_es

  3. martinyfelix dijo:

    No he visto aún los inicios de la quinta, pero tal con iba la cuarta, ya me parecía que iba siendo hora de cerrar el chiringuito. Mejor que le den un final digno a que la estiren hasta la saciedad, como han hecho con tantos, fastidiando la imagen final en el proceso.
    Que aunque reconozco que les echaría un poco de menos, yo también les veo capaces de crear otra más. Y varias. Eso sí, unos cuantos minutos menos se agradecerían, porq

  4. martinyfelix dijo:

    Me he comido el final del comentario:

    Eso sí, unos cuantos minutos menos se agradecerían, porque a mí eso siempre me ha pesado un poquitín, y con la cuarta se ha notado más.

    • Suerte que has acabado el comentario. Ya no podía dormir pensando como terminaría! Jejejeje.
      Ahora en serio, la verdad es que tienes toda la razón con lo de la duración de los capítulos. Es un tema que se me pasó (intento no alargar mucho las críticas) pero es de lo que más sorprendía en las primeras temporadas. La verdad es que me he acostumbrado y ya no me molesta, es más, diría que ayuda a tener dos capítulos en uno, pero entrelazados, de manera que tienes dos ritmos y dos narraciones a la vez, manteniendo la tensión dramática.

      Gracias por el apunte.

  5. Pingback: Bitacoras.com

  6. Pingback: Qué series (que me gustan) recomendaría a quien | Tele Discreta

  7. Pingback: El Síndrome del Diógenes Televisivo | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s