‘Raising Hope’ la comedia de la temporada

Cada temporada tiene sus iconos. Algunas tienen más de uno, otras tienen menos, otras simplemente tienen iconos negativos… pero siempre hay algo que rescatar, aunque sea para estudiarlo. En drama esta temporada tenemos iconos claros, pero en comedia el caso está muy claro y tiene nombre: Raising Hope.

Para hacer rápidas las presentaciones (y con algún spoiler, pero que no chafa nada importante): Raising Hope va sobre una familia altamente disfuncional en la que el joven Jimmy tiene que cuidar de su hija recién nacida. Hasta aquí el argumento básico. No les hace falta más.

De todo lo que aquí se muestra, lo más importante es la (manida) palabra ‘disfuncional’. Y es que esta serie de FOX sería la mezcla de Padre de familia (de la que hablábamos aquí hace poco), My Name is Earl y, en su resolución final, las típicas series familiares de los 90.

Dos caras muy equilibradas

Ya en su primer capítulo, Raising Hope muestra su capacidad escatológica elevada a la máxima potencia. Estamos hablando de una serie que no sólo no se corta, sino que adora la escatología, aunque con el tiempo rebaja un poco los límites (sobre todo por el tema infantil, que duele más). De aquí cogeríamos el factor Earl (del mismo creador, Greg García). De Padre de Família también toma prestados esos momentos surreales y familiarmente muy exagerados. Los personajes no tienen nada que ver, pero reconoces a la familia, ese ente extremadamente raro que sirve de nexo de unión para el conjunto de locuras de cada episodio.

Hasta aquí hemos hablado de una de las caras de la serie, la guarra o escatológica o políticamente incorrecta (según lo que prefiráis), pero lo que más me sorprendió en los tres o cuatro primeros episodios fue el ‘final feliz’, que parecía sobrar. Era como esas temporadas de Los Simpson que no entiendes que todo acabe bien, viendo la evolución y el estilo de la serie. Pero en el caso de Raising Hope se convierte en altamente necesario y encaja a la perfección con el resto.

Parece una locura, lo sé, pero sin esos finales algo ‘almibarados’ los personajes serían sólo ‘esa gente guarra’, y dejarían de interesarte. Los finales convierten a la familia en cercana, en real, y eso beneficia a todo el capítulo. Les hace humanos y hace que empaticemos con ellos.

Aciertos al 99%

Y ahí salió el tema, los personajes. Raising Hope se sustenta en unos roles magníficos, bien diseñados, sin el típico primo que sobra (se lo petaron después del piloto) y sin la típica madre sería (al estilo Malcom in the Middle). Las piezas son honestamente reales (dentro de la locura de la serie) y muy humanas, de manera que todo encaja y gusta. ¿Todo, todo? No. Pero de eso hablaremos al final del repaso.

La familia está compuesta por tres personajes a cual mejor. Tenemos la madre, una genial Martha Plimpton (¿alguien se acuerda de ella en Los Goonies?), que hace de cemento en el conjunto, pero con su gran cuota de locura. De esta manera puede ayudar a mantener la cordura sin dejar de ser una más. Su marido es Garret Dillahunt, al que algunos recordaran de Urgencias. Burt es un personaje típico de serie de humor, sería el Peter Griffin de la vida real, pero aún así mantiene mucho protagonismo y lo aguanta correctamente. En otros casos un tío tan tremendamente loco no podría estar más de 5 minutos en pantalla sin llegar a cansar.

¿Y como puede ser que aguante tanto? Pues por dos razones, la primera que su personaje cae bien y la segunda es que hay otro personaje aún más loco (en su caso literalmente): Maw Maw, la abuela con serios problemas de senilidad y Alzheimer. Este rol es un verdadero caramelo, no sólo para la actriz (Cloris Leachman) sino para el espectador. Maw Maw tiene los mejores momentos, las locuras más exageradas, es, en esencia, el ejemplo paradigmático de lo que quiere ser (y es) Raising Hope.

El punto negro del cast (y hasta quizás del guión) es el protagonista, el joven Jimmy interpretado por el inexperto Lucas Neff. Por ahí he visto algunos que le defienden (no sé vosotros), pero yo voy por el capítulo 15 y hasta hace un par de episodios no le podía ver en su lugar. Reconozco que no lo hace mal, pero ese peinado, esa mirada… me han costado demasiado. Eso sí, su posado de panoli ayuda mucho. Quizás ya es lo que buscan los productores

Conclusión

Para mi Raising Hope es ese modelo de serie en que te ríes, pero de forma canalla. Ese modelo de serie que no cuentas a los compañeros del trabajo que ves, sólo a los amigos. Sin tener nada que ver, me recuerda algo a lo que representa Blue Mountain State, un divertimento malote, pero un gran divertimento.

De todo, me quedo con los personajes, con su capacidad para ser raros y humanos a la vez y por sorprenderte siempre. De momento, un acierto no sólo de esta temporada, sino que va para largo.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series light y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ‘Raising Hope’ la comedia de la temporada

  1. martinyfelix dijo:

    No me convenció tanto al principio, pero ahora ha resultado la única comedia decente de estreno. Lucas Neff no es muy carismático teniendo alrededor a esas bestias de hacer comedia, pero cumple con su función de hacer de protagonista, y además en los últimos episodios le he visto más centrado.

  2. Siento en retraso en la respuesta. Veo que no soy el único que ve a Neff raro y, sobre todo, que lo ve mejor los últimos capítulos.
    No soy tan raro!😉

  3. Pingback: ¿Cuantos capítulos merece una serie? | Tele Discreta

  4. Pingback: Estrellas Invitadas (LXXVII)

  5. Pingback: ‘Juego de Tronos’, la duda predecible | Tele Discreta

  6. Pingback: Finales de temporada… Raising Hope | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s