Y se acabaron los domingos…

Bien, las primeras semanas de la guerra de los domingos comenté la situación y qué futuro le veía al día, para mi, más competido (en calidad y en atractivo popular de las propuestas). Ahora, viendo que se cierra esta media temporada, toca hacer balance de la realidad, en vez de una predicción.

Ir para nada es tontería

Si hay una característica básica de esta ‘guerra de los domingos’ es que no hay sorpresas. Aída es lo que es, Doctor Mateo sigue siendo lo mismo, Pekín Express mantiene su fórmula y Salvados, aunque un poco más serio y sólido que otras temporadas, tampoco ha cambiado tanto. Lo que puede significar que las ideas se han agotado o que la fórmula funciona. Lo que está claro es que no ha habido grandes fluctuaciones de audiencia, ya que todos sabíamos que nos ofrecía cada uno. Intentar de arañar espectadores de un canal a otro resulta casi imposible, exceptuando grandes artimañas.


El gráfico de arriba (dónde los tres primeros datos de Cuatro corresponden no a Pekín Express, sino a Granjero busca esposa) demuestra que no ha habido grandes trasvases de audiencia entre propuestas. Sólo vemos dos picos, sin tener en cuenta las primeras semanas de arranque. El primer aumento claro (17 octubre) se debe al especial Gran Hermano de Telecinco y el segundo a la primera semana sin Doctor Mateo sumado a la película Sin Reservas.

En general, normalidad. La más regular, evidentemente, ha sido el reality de Raquel Sánchez Silva, ya que por su fórmula, los realities suelen ser más regulares que programas conclusivos. Sólo otro reality le ha podido apretar las tuercas. Para mí, el concurso de viajes ha estado correcto, pero le faltó fuerza al principio para situarse en un puesto más elevado a nivel de audiencia. Ya lo comenté en el primer post sobre Pekín Express, al principio son demasiados y cuesta identificarse y vincularse a alguien de los que participa. Y en un reality eso pasa factura. En cambio, como propuesta, tanto a nivel formal como de guión, han estado muy finos y Sánchez Silva se ha hecho totalmente suya la propuesta francesa. Un 10 para ella.

El más irregular ha sido Jordi Évole con su Salvados, que ya comenté que me está encantando. No me alargaré con la crítica del programa, que podéis encontrar aquí.

Por lo que a Aída respecta, también ha sido muy regular en audiencia, aunque la fórmula de dos capítulos de estreno seguidos quizás le ha desgastado al principio, bajándole la media y, sobretodo, marcando cierto cansancio en los espectadores, que han ido recuperando su interés a lo largo de la temporada. El nivel, a mi parecer, no ha bajado y los personajes aguantan perfectamente la trama, alternando su importancia, de manera que se mantiene el estilo sin desgastar demasiado.

Lo último a analizar es la película de La 1, que es el único valor que realmente fluctúa de una semana a otra, pero creo que depende casi exclusivamente del valor del film proyectado. Y un análisis más a fondo sería innecesario.

Calidad frente a frente

Aída, Doctor Mateo, Salvados, Jordi Évole, Pekín Express, Raquel Sánchez Silva

Como decía en el primer post sobre el tema, la calidad de las propuestas, vista la televisión española actual, es muy sólida los domingos, y creo que por eso se da este fenómeno de estabilidad. Hay quien preferirá el humor directo y algo casposo a veces de Aída, hay quien preferirá el drama cómico de Doctor Mateo, hay quien se decantará por los viajes y el concurso de Pekín Express y hay quien esperará algo más de crítica social y se irá a Salvados. Ninguna de las opciones es criticable y, sobre todo, la decisión, como demuestran las audiencias, es sólida. Cuesta hacer cambiar a alguien de canal los domingos.

Un último apunte debe ser para el futuro. ¿Podrá Antena 3 encontrar una apuesta mínimamente decente que substituya a Doctor Mateo, en vez de la cutrada de Esta casa era una ruina? ¿Se cansará algún día de la fórmula Jordi Évole, viendo que la audiencia es fiel, pero minoritaria? ¿Aguantará Cuatro a Pekín Express con su eterno y ligero desgaste?

Todo esto lo veremos a partir del año que viene, que será muy pronto.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Mercado televisivo, Otros programas, Series light y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Y se acabaron los domingos…

  1. Pingback: El cine vuelve a la televisión | Tele Discreta

  2. Pingback: ‘Doctor Mateo’ ya no tiene nada que contar | Tele Discreta

  3. Pingback: Buenafuente se abre… pero no cambia | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s