En realidad son dos teles distintas

Tenemos ya noticias de los nuevos canales de LaSexta. Resulta que al final van a ser canales temáticos, LaSexta2 será para producción propia de la cadena y LaSexta3 para producción internacional. Lo de LaSextaHD no hace falta comentarlo mucho.

Bien, es una opción que algunos vamos a valorar mucho y otros no tanto. Y aquí viene el tema de hoy. Separar producción propia de producción internacional.

Después de darle varias vueltas he notado que, en realidad, la televisión de hoy en día son dos televisiones marcadamente diferenciadas: programas y series. Y sobra decir por cual me decanto.

Programas

En el caso de los programas englobaríamos todo lo que es informativos, entretenimiento y mezclas entre ellos. Aquí dependemos mucho del canal para ver programas basura 100% o algo con un poco más de criterio. De los primeros vamos sobrados (Telecinco a la cabeza) y podríamos poner mil ejemplos de programación que no merece ser vista. Así de simple.

Del segundo grupo personalmente me quedaría con las apuestas de Televisió de Catalunya. Hay que reconocer que a veces pecan de localistas y a veces al revés, pecan de elitistas, pero siempre apuestan por formatos nuevos o interesantes. Parece que está costando llegar a la calidad de programas como el mítico Vostè Jutja, però con apuestas como El Convidat (de la que ya se habló aquí) parece que quieren volver a ser lo que eran.

El caso de la publica estatal ya es distinto. Creo que se mueve demasiado entre apuestas típicas de pública y apuestas un poco más amarillentas hasta llegar a cosas denigrantes como Gente.

Series

El otro lado de la moneda. Y no entiendo muy bien por qué. Está claro que en la última década las series han tomado un liderazgo comunicativo a nivel internacional que nunca habían tenido y lo han hecho a través de la calidad de las producciones. Y con calidad no sólo me refiero a calidad formal o a nivel ‘objetivo’ o ‘crítico’, me refiero también a calidad a la hora de definir sus apuestas y conseguir réditos en forma de share. Estamos hablando de series bien hechas, sea cual sea su objetivo (buenas críticas, grandes audiencias, generar debate, …)

Pues viendo esto no entiendo como en el mismo medio -la televisión- por un lado prima la calidad -series- y por el otro -programas- no hay manera de apostar por productos de calidad que funcionen.

¿Puede ser que los mismos que elevaron a CSI (serie sobrevalorada, pero de un nivel técnico y artístico muy decente) eleven año a año un bodrio como Gran Hermano?

Lo siento, pero no lo entiendo.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Mercado televisivo, Otros programas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s