Series porque sí… Studio 60

En la sección de ‘Series porque sí’ hablamos de series de televisión sin que haya ningún hecho ‘noticioso’ o actual que nos proporcione la oportunidad. Simplemente son series que apetece comentar. Y hoy mucho más porque hablamos de un mito de la televisión: Studio 60.

Imagen de Studio 60Para los que no la conozcáis, Studio 60 (Studio 60 on the Sunset Strip) fue una serie que sólo duró una temporada (la 2006-2007) y giraba entorno a un programa humorístico de televisión muy similar a Saturday Night Live, mostrándonos especialmente el proceso creativo y técnico que hay detrás y llenándolo todo con tramas más humanas, eso sí, siempre con mucho humor. El creador, todos de rodillas, es Aaron Sorkin, que siguió con unos contenidos complejos y profundos (como en su magistral El Ala Oeste de la Casa Blanca), pero dándole un tono mucho más divertido. ¿Aaron Sorkin y diversión? ¿Cómo pudo fallar?

Esa es una de las preguntas que muchos nos hacemos. Como causa directa, su cancelación se debió a las bajas audiencias, sin paliativos. Pero claro, la pregunta siguiente es: ¿porque tan bajas audiencias?

En primer lugar, creo que pese a sus necesidades en cuanto a presupuesto, no era una serie para una televisión generalista como la NBC. Studio 60 nos mete dentro de la televisión y, para mucha gente, quitarle el misterio a la tele es como enseñar un truco de magia, pierde la gracia. Y en segundo lugar, según la crítica americana, Studio 60 pecó en muchos momentos de demasiado debate moral, si no directamente de propaganda. Esta razón la admitió Sorkin después de la cancelación de la serie, incluyendo que demasiada gente buscaba paralelismos entre los personajes de la serie y la gente que trabajó anteriormente con él.

Imagen de Studio 60

Serie en mayúsculas

Dejando ya el tema de las audiencias, centrémonos en la serie, que es lo importante. Y es muy importante en este caso, ya que vale la pena. Tengo que reconocer que pese a ser fan de Sorkin, me costó decidirme a ver una serie cancelada. A nadie le gusta saber que con 22 capítulos te mandarán a casa. Pero gracias a la insistencia de un buen amigo me decidí a darle una oportunidad y realmente acerté.

Digo que es una serie en mayúsculas porque es completa, rotunda. Demasiado para algunos, pero Studio 60 nos llena totalmente. Nos explica qué hay detrás de un programa de los ‘grandes’ de la televisión, nos hace pensar sobre audiencias, sobre las funciones de los medios, sobre política y, ante todo, nos hace aguantar 45 minutos con mucho humor para evitar ese punto de cansancio que algunos sufrían con El Ala Oeste de la Casa Blanca, quizás demasiado densa y profunda.

Su mezcla es excelente y se nota que Sorkin intentó pulir algunos ‘defectos’ que le achacaron a su anterior serie política. A parte de incluir más humor que permitiese descansos al espectador, limitó esos diálogos en movimiento por los pasillos y, en algunos casos, facilitó un poco el seguimiento de la trama, evitando ese momento ‘¿que me he perdido?’ tan típico de su serie política.

Imagen de Studio 60Actores buenos, papeles estelares

Studio 60, como pasa con Entourage (El Séquito) -serie con la que comparte muchos puntos en común-, cuenta con personajes estresados, contentos de su trabajo, pero llenos de dudas y de presión. Eso proporciona un histrionismo más o menos real y, a la vez, papeles contundentes, potentes, con los que los actores se pueden lucir. Y si le sumas los diálogos rápidos y bien definidos de Sorkin tienes unos personajes que cualquiera querría para él.

El primer caso de lujo es Matthew Perry (Chandler en Friends), que puede dar rienda suelta a su vis exageradamente cómica y sobreactuada con su guionista excéntrico y fenomenal. En frente normalmente tiene a Bradley Whitford (Emmy por su Josh en El Ala Oeste de la Casa Blanca) que también tiene momentos de explosión pero normalmente sabe contraer más a su personaje, el productor ejecutivo del programa. A un segundo nivel tenemos a una preciosa Amanda Peet que al principio cuesta un poco creerse, así como a un elenco de actores que hacen de actores como Sarah Paulson (que a mi me recuerda a Julia Roberts con su nariz rosada), Nate Corddry o DL Hughley, que están muy cómodos en unos roles que les resultan realmente cercanos, pudiéndose centrar en pulir detalles que normalmente pasan por alto en las series.

Aquí hay que añadir múltiples cameos que no sólo aparecen para darle fuerza a la serie, sino que a veces elevan exponencialmente la calidad de la misma. Todos recordaremos el enorme papel (perdonad por la broma) que hace un viejo John Goodman como juez pueblerino.

Conclusiones

En general, una serie que mereció muchísimo más, que siempre nos parecerá que debería volver, pero que por mucho que nos duela, la veremos una y otra vez. Por encima de todo, me quedo con su capacidad de dar contenido y forma a la vez que es mucho más ligera de seguir que su antecesora política. Y no hace falta decir que para los que nos gusta personal y profesionalmente la televisión es de visionado obligado.

Una ecuación perfecta:

Entourage (El Séquito) + El Ala Oeste de la Casa Blanca = Studio 60

Imagenes suma Entourage + El Ala Oeste de la Casa Blanca = Studio 60

Trailer

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series porque sí, Series serias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Series porque sí… Studio 60

  1. Miki Soria dijo:

    Análisis enorme para un animal televisivo enorme. Debo decir que me sorprendió mucho Mathew Perry y el nivel interpretativo del que hace gala en Studio 60. Si no la habeis visto no lo dudeis ni un segundo.

  2. Pingback: ¿Maratón o no maratón? | Tele Discreta

  3. Pingback: Qué series (que me gustan) recomendaría a quien | Tele Discreta

  4. Pingback: Finales y el vacío que nos dejan… algunos | Tele Discreta

  5. Pingback: La series son para el verano (II): Las series de la pereza | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s