‘El Convidat’, TV3 sigue sabiendo hacer tele

Ya comenté el primer día del blog que nos centraríamos en gran parte en el mercado televisivo español e internacional, pero que no olvidaríamos elementos interesantes más delimitados geográficamente, siempre y cuando los haya podido ver.

Este es el caso de ‘El Convidat’, un nuevo programa híbrido de TV3 que está a medio camino del reportaje y de la entrevista.

En realidad no es nada nuevo. En TV3 mismo hemos podido ver ‘Afers Exteriors’, copiado en otras emisoras con ‘Españoles por el mundo’ o ‘Dutifrí’ (también con un sólo ‘famoso’ como ‘El Convidat’).

Pero si hablo de esta apuesta de TV3 no es porque el programa me gustara, que también. Lo hago porque vi algo que no es habitual. Vi un programa redondo, un programa como TV3 nos tenía acostumbrados hace años.

La pública catalana para mi siempre ha sido un ejemplo (como para ellos lo ha sido siempre la BBC). Informativos sólidos pese al presupuesto, programas potentes y distintos al resto, series de una factura más que digna… pero este modelo ha pasado un bache considerable. Y con ‘El Convidat’ me ha parecido que salía de él.

En primer lugar, para los que no sepan de qué va el tema, el programa se basa en pasar un fin de semana entero en casa de algún famoso. Visto así no aporta nada. Pero la elección tanto del periodista-reportero como del famoso es esencial. En el primer caso el elegido es Albert Om, capaz de generar vínculos con el entrevistado en cuestión de segundos, pero a la vez capaz de tratar de forma directa elementos menos cómodos, evitando la denominada entrevista-jabonera. Como ejemplo el primer episodio como la muerte del hijo de Teresa Gimpera, que salió a la conversación de forma directa, sin paliativos, sin rodeos, como cuando un hijo pregunta, de sopetón, ‘de donde salen los niños papá’ en el momento menos oportuno.

En este punto muchos caerían en el dramatismo excesivo, en el amarillismo, pero ni Om ni su equipo de realización lo hacen. Consiguen que nos metamos realmente en el pequeño comedor de la grandísima Teresa Gimpera y que escuchemos su relato con atención (pese a tener dos cámaras encuadrándolos a tres palmos de la cara).

Y esa es la primera virtud, la capacidad de no manipularnos. Al menos no demasiado. Y esa era la primera virtud de la gran TV3, el hecho de ser más humana.

A la vez, la elección de Teresa Gimpera fue excelente. Una persona que ha estado en la cumbre, pero que con más de 70 años aún tiene cosas que decir. Quizás no como modelo, pero sí como persona.

El único punto negativo fue las transiciones entre escenarios (siempre hay que dar algo de malo, que al final os pensáis que estoy comprado). Om conduciendo su Vespa por Barcelona, con unos rótulos indicando el paso del tiempo es demasiado directo, un parón quizás necesario debido a la duración del programa, pero un poco frío comparado con el resto de situaciones, ya fuesen alegres o más dramáticas.

Y, siento repetirme, un 10 para Albert Om, al que tardé a apreciar al principio de su carrera, pero que consigue conectar con todo el mundo, ya sea con la anfitriona del programa, ya sea con su familia, ya sea con gente que encuentra en la discoteca. Todo un ejemplo, un clínic de periodismo humano de 50 minutos. Quiero ver más.

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Otros programas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ‘El Convidat’, TV3 sigue sabiendo hacer tele

  1. jordim dijo:

    Antes de nada decir que no he visto El Convidat. Pero el libro de estilo de Tv3 personalmente llega a cargarme un poco. Aun siendo respetuoso con el espectador y sin acentuar amarillismos, puede acabar pecando de cierto empalago. El ejemplo más flagrante sería ese programa de a mediodía con la muchacha rubia (así me gusta que no recuerdo ningún nombre), que no sólo es blanco hasta la desesperación, sino que además dan ganas de atizar a los colaboradores.
    De todas formas Om es un tipo competente, aunque estaría bien que le dieran algún pryecto menos… Tv3.

    • Hola Jordi,
      Personalmente entiendo tu postura, es más, en muchos casos la entiendo y la he compartido. Por eso el post de hoy trataba de El Convidat y por eso te recomendaría que vieses el programa (supongo que en 3alacarta lo tienen, y sino Internet es muy grande). Lo digo porque precisamente me sorprendió el tratamiento poco dulzón del programa. Fue más un programa humano que sobón.

  2. Jasvi dijo:

    Pues ayer me pareció mucho peor eh. Mucha menos química.
    Soy yo o Buenafuente es muy distinto dentro del programa que fuera?

  3. Hola Jasvi,
    Estoy de acuerdo con tus apreciaciones. Ayer faltó mucha química entre Om i Buenafuente. Creo que Om rinde mejor con entrevistados de menos calado. A veces me pareció que Albert le tenía demasiado respeto a Bnf, cosa rara dado que se conocían de antes.
    También chirrió en algún momento Sílvia Abril, que debido a su exageradísima expresividad facial parecía sobreactuada, aunque creo que le sale ‘de natural’.
    Y sí, a mi también me pareció que Bnf realmente actuaba muy distinto de como lo vemos dentro del programa. Eso es bueno.
    Por cierto, mención a parte los caseríos del presentador. Me acordé mucho de la canción… If I were a rich man! Daba daba daba daba daba daba daba dà!

  4. Joan dijo:

    El Convidat es de lo mejor que he visto en televisión, el primer programa me encantó, con BF no tanto pero tambien lo disfruté, pero el de ayer con Punset me pareció magistral, momentos que nunca había vivido junto al televisor. Os lo recomiendo, este programa promete, felicidades a OM.ya quiero que sea lunes¡

  5. Joan, estoy de acuerdo que El Convidat es un modelo de programa muy interesante, pero creo que precisamente la edición del lunes, con Punset, fue la más floja. El programa estuvo falto de ritmo en la mayor parte de momentos, el personaje lo encontré sobreactuado (hasta algo divo diría) y la elección musical, pese a ser de gran calidad, se excedió en tiempo y variedad. El acierto de la edición de Teresa Gimpera fue la franqueza y la minimización de los momentos emocionales, con Punset fue al revés, me sonó todo más impostado y los momentos sensibles estaban un poco forzados.

    Creo que El Convidat es una apuesta magnífica, que sólo TV3 puede hacer, pero su mejor acierto fue dejar el fin de semana de Punset (el primero que grabaron) para el final. Además, se están gustando demasiado con las músicas y hay momentos de demasiado caos. Son muy buenas canciones, pero cansa oir como pasan de una a otra cada medio minuto.

    Igualmente, para gustos los colores, faltaría más!😉

  6. Pingback: La televisión para el que se la mira | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s