Series porque sí… Chuck

Esta sección de nuevo cuño servirá para comentar series que siempre tienes ganas de recomendar, pero que no encuentras la excusa para hacerlo. Por lo tanto, son series escogidas porque sí.

A veces una serie no tiene porque ser buena o mala. Mejor dicho, a veces una serie simplemente te encaja, tiene su momento, pese a no ser la ‘mejor’ serie del mundo según los parámetros típicos de la calidad. Eso es lo que pasa con Chuck.

Explicar porque gusta Chuck es difícil, ya que se puede definir como ‘una serie de los ochenta sobre freaks y agentes secretos’. Si vas al detalle, tenemos una serie que no se toma ella misma muy en serio, donde no muere casi nadie, donde sólo hay unos pocos malos y donde todo acaba bien gracias a mil y una casualidades. Ah, y que va sobre freaks y agentes secretos… pero es lo de menos.

Chuck gusta porque es sencilla, es consciente de su rol de divertimento. No pretende tocarnos, ni llegar a los premios. Se podría decir que no pretende ni tener mucha audiencia. La lástima es que esto último es lo que ha conseguido con más solidez, poniendo en duda su renovación temporada tras temporada en la NBC.

Un elemento muy importante en Chuck es la solidez de sus interpretaciones. Zachary Levi ha mejorado año tras año, pasando de ser ‘un tipo raro’ (quizás no muy raro al lado de sus ‘colegas’ en el Buy More), a ser un personaje más completo, que no abandona sus dudas, pero que tiene momentos de seguridad y, sobretodo, momentos de mayor carga emocional.

El resto están pegados a sus papeles. Quizás como actores no puedan dar más en otros roles, pero Yvonne Strahovski llega a hacernos creer que las espías son guapas y divertidas a la vez que resolutivas en el cuerpo a cuerpo, Adam Baldwin parece realmente un agente 100% made in USA, y hasta Joshua Gomez hace creíble el papel de nerd que el primer día ninguno nos tragamos. El resto, familia, compañeros del trabajo, también salen airosos de papeles muy complicados, no por sus requisitos emocionales y de contención, sino por su surrealismo.

Fórmula 80s: Buenos contra malos. Ganan buenos por casualidad.

En cuanto a las tramas no hay mucho que decir. Los 80 dejaron huella. Casos imposibles resueltos con suerte y un punto de humor. Simple. Y aquí viene la duda: ¿Por qué Chuck sale vencedora donde muchas se estrellan? Porque es honesta. Sabe que no es una gran serie, sino simplemente la serie que te apetece ver. No hablamos de un Lost, un Dexter o un The Sopranos (serie que no me entra). Hablamos de un McGyver freak, de un Equipo A con sólo Murdoch, de un Inspector Gadget de carne y hueso que, sorpresa, no cae en el ridículo.

Si no tenéis ganas de verla después de esta descripción o no os va el rollo o tenéis miedo de que la serie os canse. Tranquilos, no cansa. Parece mentira, pero Chris Fedak y Josh Schwarts, creadores de la serie, saben evolucionar lentamente los personajes e ir sacándose de la manga complementos que dan ruedas a la trama para que ésta vaya hacía delante sin suicidarse. Estos complementos, además, nos dejan guiños de honestidad como la aparición de Scott Bakula (Quantum Leap, A Través del tiempo o El Salt en Cataluña), Chevy Chase o, en esta nueva temporada que empieza en breve, Linda Hamilton (Terminator).

En resumen, ya que podría estar horas recomendado este ‘placer culpable’, un producto decente, que puedes ver sin sentir vergüenza y que te deja ese sabor de boca agradable, sin demasiado azúcar, pero sin la amargura lógica de las ‘series serias’. No sirve para ‘crecer como persona’, ni tampoco para ‘reflexionar sobre el ser humano’, sólo sirve, y mucho, para pasar un buen rato. Una serie porque sí.

TRAILER

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series light, Series porque sí y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Series porque sí… Chuck

  1. Pingback: El ágape televisivo de Fin de Año | Tele Discreta

  2. Pingback: ¿Maratón o no maratón? | Tele Discreta

  3. Pingback: ¿Cuantos capítulos merece una serie? | Tele Discreta

  4. Pingback: Finales de temporada… Chuck | Tele Discreta

  5. Pingback: ‘Franklin and Bash’ o ‘Dos abogados muy divertidos’ | Tele Discreta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s