‘The Walking Dead’ parece que deja de ser The Talking Dead

Conseguí aguantarme y no publicar post antes del final de temporada… y fue un acierto. Durante la primera mitad de este segundo año muchos hemos sido los que nos hemos aburrido enormemente con las tertulias innecesarias de unos personajes que no sé si nos dejaron de interesar o directamente pasamos a odiar. Y es que lo que antes era “esa interesante The Walking Dead” pasó a ser “ese tostón de The Talking Dead”.

En primer lugar tengo que decir que el problema de la serie de zombies no ha sido ni hablar demasiado ni tampoco ocultar a los bichos, sino hacerlo sin necesidad y sin ritmo. Las lentas conversaciones no son malas ni buenas, lo que las convierte en malas es su contenido inexistente y demasiado forzado. Cualquier producto sobre muertos vivientes que se precie tiene que abrir ese debate sobre religión y sobre el ser humano, pero no hace falta que lo haga explícitamente. No me creo que alguien acosado por estos monstruos se pare a hablar abiertamente de Dios con un pastor en una puesta de sol. Demasiado forzado.

Esto ha ido en detrimento del ritmo de la serie, que se ha ralentizado y ha sufrido de extraños baches incomprensibles que aún han acentuado más nuestro malestar, ya que nos recordaban el potenciar que tenía.

El cambio

Todo esto pasaba hasta el retorno después del parón que coincide con Glen Mazzara tomando sólidamente las riendas de la serie antes regida por el látigo de Frank Darabont. Y que conste que digo coincide, pues creo que achacar la mejora al cambio de showrunner es algo osado, puesto que desde fuera no lo sabemos con exactitud.

La verdad es que no teníamos esperanza que el ADN de la serie voliviese a ser el mismo. Sabíamos que eran posibles momentos brutales como el cliffhanger antes del parón, pero lo que hemos visto ha sido más que eso. Ya desde el capítulo Nebraska, con esos momentos en el bar, nos pareció que la serie ganaba músculo y se ha confirmado.

Ese final en alto de temporada, con muchas cosas pasando en paralelo y todas con sentido, ha sido más que una escena, ha sido un tono completo de más de un episodio. Veíamos lo que pasaría (excepto en alguna sorprendente muerte, todos sabéis cual), pero lo importante fue que pasó a lo grande. Y eso es The Walking Dead.

Personajes, el eslabón débil

La serie de la AMC nunca ha destacado por la solidez de sus personajes. Hemos tenido interesantes secundarios (alguno de ellos ya devorado por zombies), pero el núcleo central ha sido extremadamente flojo. Ese protagonista a medio hervir, su mujer que molesta tanto como lo hizo en Prison Break, un niño a medio camino con un osito amoroso y un terrón de azúcar… Sólo salvábamos la oscuridad interior de Shane.

Esa oscuridad es la que nos mantenía atentos, ya que sabíamos que se extendería al resto, como así ha sido, aunque sea aún pronto. Y es que en una situación apocalíptica cuesta creer que la gente sea tan blanda, con tan poco nervio. Durante esta segunda temporada han aparecido trozos de carne para zombie que pretendían ser secundarios y no llegaban ni a figurantes con frase. Es verdad que hacía falta más humano para alimentar a los muertos vivientes, pero ya puestos les podían dotar de algo de interés.

Aún así, el optimismo no debe perderse nunca y el último episodio dejó una muy buena base para mejorar la complejidad de los personajes. Andrea, Rick, Carol, Hershel aún pueden darnos mucho y los han dejado en pleno cambio de personalidad, cosa que nos deja aún con más ganas que llegue el otoño y podamos retomar una serie que, después de un gran bache, pinta que va a mejor.

About these ads

Acerca de arnaudominguez

Periodista desde los 18, he tenido la oportunidad, en muchas etapas de mi trayectoria profesional, de unir placer y trabajo ejerciendo de crítico televisivo. Profesionalmente he pasado por prensa, radio, televisión e Internet y por distintas empresas de cierta envergadura como técnico en comunicación corporativa. Actualmente compagino varios blogs con mi trabajo en el Departamento de Prensa de Endesa y mis colaboraciones con el programa La Caixa Tonta. En la variedad está el gusto, dicen.
Esta entrada fue publicada en Series serias y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ‘The Walking Dead’ parece que deja de ser The Talking Dead

  1. Laia dijo:

    Y la nueva, y la nueva! No te olvides de la nueva…

    • Spoiler, spoiler!
      Je jeje. La verdad es que las novedades y los giros en la actitud de algunos personajes (sobre todo Rick) hacen prever una magnífica tercera temporada. Valió la pena aguantar la sub temporada The Talking Dead! ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s